El aroma de la oscuridad, Christina Dodd

Desde hace algunos años el tema paranormal ha conseguido arrastrar no solo a las lectoras hacia las librerías sino también a las escritoras a cambiar de estilo o de temática. Christina Dodd es una de las autoras clásicas que comenzó su carrera con la novela histórica y que se ha pasado a la fantástica desde hace unos años. La primer novela de esta temática es El aroma de la oscuridad, perteneciente a la serie La llamada de la oscuridad, compuesto por cuatro libros correspondiente a los miembros de la familia Wilder.

La secretaria Ann Smith sabe que quiere a su jefe, Jasha Wilder, aunque él sólo se comporta de modo profesional con ella. Ann asume que sus sentimientos seguirán sin ser correspondidos ya que ningún tío bueno se para a mirar dos veces a la corrientucha joven. Hasta que decide contarle la verdad una noche en que pasa por casa de Jasha para llevarle unos documentos. Pero su confesión se ve frustrada cuando ve como su jefe se convierte en un hombre-lobo… hace un milenio, un ancestro de Jasha, Konstantine Varinski, hizo un pacto con el diablo por el que sus descendientes sufren desde entonces. Los padres de Jasha obvian el demoníaco contrato para casarse y tener hijos. Sin embargo su acto de rebeldía ha puesto a la familia Wilder en peligro de convertirse en invitados permanentes del diablo si no logran restaurar las piezas perdidas de un icono religioso. Sorprendentemente Ann se ha convertido en parte de la solución o, quizá, en una nueva residente del Infierno.

El cambio de una temática, véase novela histórica clásica a una contemporánea fantástica no siempre en fácil. Podemos recordar a otras escritoras que no han sabido cambiar correctamente, dando unas novelas un tanto mediocres, quizá también, catalogadas así porque no han sabido superar las expectativas de las lectoras.

En el caso de El aroma de la oscuridad, contamos con una trama de personajes bien perfilados, algo en lo que Dodd es experta, pero que decae en cuanto a la trama pero que se resuelve con un estilo muy fresco y ágil que hacen que la novela no sea “mala”

Pero vamos a comentar algo más de los personajes. El protagonista es Jasha Wilder, el mayor de la familia, y cabeza de una empresa de vinos muy próspera en California. Pertenece a la familia Wilder formada por sus padres, quienes huyeron de Rusia hace años cambiándose de nombre para huir de sus enemigos, y sus dos hermanos (uno de los cuales está en el malo oscuro y solo se menciona) y una hermana pequeña (un pequeño milagro pues los miembros de Varinki solo pueden tener hijos). La peculiaridad de esta familia, de los Varinski en general es que hace un milenio uno de sus antepasados hizo un pacto con el diablo lo que le permitió a él y a sus descendientes convertirse en animal. Cada miembro se transforma en un animal determinado. En el caso de nuestro protagonista,  Jasha,  se transforma en lobo.

Por la parte femenina está Ann Smith, la joven secretaria de Jasha quien está enamorada de él desde hace tiempo. Para intentar por fin tener algo decide tomar las riendas de su vida y presentarse ante su casa de campo para conquistarlo. Lo que no esperaba era descubrir su secreto. A todo ésto debemos añadir una maldición, la grave enfermedad del padre de Jasha que dependerá de  encontrar un icono dividido en partes. Además tenemos un grupo de rusos, los descendientes Varinki que buscan a la familia Wilder para destruirlos.

Los dos protagonistas, tanto el masculino como el femenino, están  bien llevado aunque son excesivamente típicos, él duro, sin problemas para usar la violencia, inteligente y con un buen físico. Ella, joven (demasiado) con un pasado triste detrás, virgen, sumisa, crédula y algo cobarde.

Tenemos  como se puede ver un montón de elementos pero que no son aprovechados en su totalidad, pues Dodd decide “aislar” a los protagonistas en medio del bosque, ofreciendo muy pocas escenas de acción (bastante bien llevadas es cierto), algunas eróticas puestas en ocasiones de un modo forzado (parece que existe la errónea idea de igual paranormal con escena de alto voltaje)  y una  evolución de la trama que podía dar más de sí la autora hubiera jugado no solo con las características de los personajes, no solo los principales, sino también los secundarios tanto buenos como malos.

A pesar de todo ello El aroma de la oscuridad, es un libro decente, que resulta agradable de leer pese a sus altibajos porque Dodd es una gran escritora con un estilo que engancha desde el principio. Para ser la su primera incursión en este estilo se le puede dar un aprobado y es un buen comienzo para una saga que seguramente irá mejorando a medida que la autora se sienta mejor en esta temática, nueva para ello. Lo que si es cierto es que el final de esta novela nos hace desear leer las siguientes. Muy pronto pondremos las críticas de los siguientes libros.

Anuncios

2 pensamientos en “El aroma de la oscuridad, Christina Dodd

  1. Pingback: Mis próximas lecturas « El blog de Welzen

  2. Pingback: Mis próximas lecturas « El blog de Welzen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s