La colonia perdida, John Scalzi

la colonia perdida.

La colonia perdida

John Scalzi

Editorial: Minotauro

Género: ciencia ficción

Páginas:  300

Precio:18,00 €

ISBN: 978-84-450-7733-7

.

.

John Perry y Jane Sagan han encontrado la paz junto a su hija adoptiva Zoë en el planeta colonial Huckleberry. Es una buena vida, pero sienten que les falta… algo. Por eso, cuando se les propone liderar una nueva colonia, John y Jane no pueden resistir la tentación de explorar el universo una vez más.
Pero cuando los colonos son abandonados en un planeta desconocido, Perry descubre que nada es lo que parece. Él y su nueva colonia son simples peones en la confrontación entre la Unión Colonial humana y la confederación alienígena denominada el Cónclave, que pretende acabar con la colonización humana.
Mientras la partida se decide, Perry deberá luchar por mantener a sus colonos con vida ante las amenazas de ambos bandos en un planeta que esconde sus propios secretos, a la vez que intenta prevenir una guerra que no sólo amenaza con engullir su nuevo hogar, sino que también promete la destrucción de toda la Unión Colonial.

Tras La vieja guardia que inició la saga y Las brigadas fantasmas, John Scalzi vuelve con La colonia perdida a relatarnos las aventuras de John Perry, protagonista absoluto de la primera entrega y de Jane Sagan, que aparecía en los libros anteriores.

Este último libro nos acerca a un aspecto que quedó pendiente en los libros anteriores: las colonias humanas. En esta ocasión John Perry y Jane Sagan viven con Zoë, que ya es una joven adolescente. Su vida transcurre pacíficamente en una colonia hasta que el general Rybicki les propone como los dirigentes de una  nueva colonia. Pero nada es lo que parece.

Una de las grandes ventajas de este libro y que se habían perdido con “Las brigadas fantasmas” es el sentido del humor que rezuma la novela, con diálogos cruzados, punzantes, llenos de la ironía con el que el protagonista  se enfrenta a la vida y que al estar escrito en primera persona no duda en mostrárnoslo sin vergüenza.  Es sin duda un libro más “gracioso”, divertido que el anterior pero también menos profundo.

Pero no nos podemos quedar con el puro divertimento. John Scalzi utiliza la voz de John Perry para mostrarnos un universo donde los intereses de la Unión Colonial (UC) son superiores  a cualquier cosa, más incluso que la vida de aquellos a los que han jurado proteger. Toda la dureza y rigidez de la UC se manifiesta aquí. Actúa como una gran empresa que lo intenta devorar todo sin considerar nada más que sus propios intereses. Por eso es interesante ver el modo en que se manejan los protagonistas tanto con el Cónclave como con la UC.  Las ideas que ya se vislumbraban en las anteriores entregas quedan claras: el ser humano, o más en concreto la Unión Colonial supone con su despiadada política imperialista un peligro, pues está consiguiendo que los seres humanos sean enemigos de todas las razas que pululan por el universo.

Las tramas que se desarrollan son varias pero salvo la relacionada con la UC y el Cónclave las demás quedan pendiente de una solución satisfactoria. Con ello me refiero a los problemas que la colonia tiene nada más llegar al planeta que deben ocupar y que el autor no duda en hacer desparecer de un modo un tanto brusco. Lo cual le da al conjunto una visión un tanto irregular por estar llena de elementos argumentativos que Scalzi añade pero que luego no sabe resolver en su justa medida.  Quizá la causa sea que se ha centrado en la excesiva politización de los sucesos en detrimento de la acción o la aventura, solo se pueden considera como escenas de acción un par de ellas. Se ralentiza así una novela que parecía en sus comienzos repleta de momentos emocionantes.

La colonia perdida está salpicada de pequeños detalles bien organizados dentro de un conjunto que no termina de cuajar del todo. Gracias al tono ligero y  a la maestría que tiene Sclazi a la hora de desarrollar los sucesos logran que el lector continúe con la historia porque siente curiosidad por el devenir de los personajes. Pero la sensación una vez que se comienza con la lectura es de que la trama merece más, sensación que permanece a lo largo de todas las páginas.

Aún así es un libro que le lee muy bien gracias a los continuos guiños de humor que aporta y porque Scalzi sabe como atrapar a un lector que si bien sabe que no está ante una gran novela desea conocer qué ocurrirá no solo con la colonia perdida y sus habitantes, sino también que ocurrirá con la raza humana.

En las últimas páginas el autor en sus agradecimientos nos cuenta que deja a John Perry y a Jane Sagan seguir su propio camino, ya que él se irá a explorar otros universos. Comentar simplemente que en abril del 2009 se publicó lo que se puede considerar como la cuarta novela de esta trilogía, Zoe´s Tale, y que tiene a Zoë, la hija adoptiva de John y Jane, como protagonista absoluta y que podremos leer a partir de abril del 2010 en Minotauro.

Anuncios

Las brigadas fantasmas, John Scalzi

brigadasfantasmas.

Las Brigadas Fantasma

John Scalzi

Editorial / Colección: Minotauro / Kronos

Género: Ciencia Ficción

Edición: Rústica

Año Publicación: 2008

Páginas: 264

ISBN: 978-84-450-7538-5

.

Las Brigadas Fantasma son las Fuerzas Especiales de las Fuerzas de Defensa Coloniales; tropas de élite creadas a partir del ADN de los muertos y transformadas en soldados perfectos para las operaciones más duras. Son jóvenes, son rápidos y fuertes y carecen de escrúpulos humanos.

El universo es un lugar peligroso para la humanidad y está a punto de serlo mucho más, ya que tres razas alienígenas se han aliado contra los humanos. Cuentan con un importante aliado: el científico militar Charles Boutin, que ha traicionado a la humanidad y ha desvelado los mayores secretos de las FDC. Para vencer, las FDC deberán averiguar qué ha llevado a Boutin a cometer semejante acto. La clave para resolver este enigma se llama Jared Dirac; un híbrido superhumano, creado a partir del ADN de Boutin y cuyo cerebro contiene la memoria del traidor. Pero el trasplante de memoria falla y Pared es trasladado a las Brigadas Fantasma. Allí se convierte en un soldado perfecto, hasta que los recuerdos de Boutin comienzan a manifestarse. Pared emprenderá entonces una búsqueda desesperada de su «padre» para obtener respuestas, pero el tiempo corre en su contra: la alianza está preparando su ofensiva y planean cosas peores que la mera derrota militar de la humanidad.

«La secuela de La vieja guardia combina una acción trepidante con una aguda mirada a las cuestiones morales en torno al desarrollo tecnológico. Scalzi tiene un afinado sentido del equilibrio entre el drama personal y la acción. Altamente recomendable.» LIBRARY JOURNAL

Las brigadas fantasmas está relacionado con La Vieja guardia libro comentado en esta misma página hace unos meses, pero a la vez es totalmente diferente en varios aspectos, quizá el principal es que es un libro mucho más serio que nos aclaran algunas cuestiones que quedaron pendientes en la primera entrega y que ocasionaban al lector una profunda curiosidad.

Una estación de investigación es atacada por unos extraterrestres, una vez dentro del complejo han conseguido atrapar a un científico. Esos atacantes desconocidos son los humanos, o más bien sus alter egos verdes. A partir de aquí la trama va a girar en torno a dos personajes: Charles Boutin, el científico humano que  esconde multitud de secretos y Jared Dirac, la copia del científico.

Si no se ha leído la primera entrega se necesita una breve explicación.Los humanos están conquistando poco a poco el universo pero como nuestros cuerpos son frágiles a la hora de luchar mediante la ingeniería genética se han logrado hacer cuerpos de súper guerreros cuyas características son asombrosas. Los definen que tiene la piel verde. Pero esos cuerpos necesitan una mente y aquí entran los ancianos que se han alistado. Gracias de nuevo a la tecnología se consigue traspasar la mente (y por ende el alma) de una persona a este cuerpo de élite.

Lo que sucede en esta novela es que tenemos un científico humano que ha huido, Charles Bountin, no sabemos sus planes pero lo tenemos a “él” en un ordenador, su mente está encerrada entre unos y ceros , ya que antes de huir hizo una copia de su mente y no pudo destruirla. Las FDC (gobernantes del universo humano) deciden implantar esa mente en un cuerpo vacío. Así nace Jared Dirac. Pero no es todo tan fácil porque Jared no se acuerda de su anterior vida, para él todo es nuevo, y para no desperdiciar a un soldado lo mandan a las brigadas fantasmas.

Las brigadas fantasmas plantea de modo más brutal cuestiones que quedaron mitigadas en la primera novela, aquí vemos como la moral y la ética luchan en una batalla perdida cuando se trata de defender a los soldados. Lo importante es ganar mundos, conquistarlos y que el dominio de la FDC ( y su poder económico ) crezca sin par, no les importa usar los cuerpos humanos y moldeándolos a su antojo, e incluso no les importa crear “seres” que nada tienen que ver con el hombre al menos en sus aspecto físico.

Y aquí se encuadra Jared Dirac, creado con un fin no es capaz de entender el por qué de su existencia y sinceramente tampoco se lo plantea, solo sirve para luchar y no comprende qué puede haber más allá. Se comporta como un verdadero soldado,  hace amigos, amantes, y mata sin que preguntarse si es correcto o no. Hasta que llega un punto donde recuerdos que no saben que existen, vivencias que no ha vivido comienzan a circular por su cerebro. En ese punto la novela toma un giro muy interesante, si antes Jared era una simple marioneta que se movía en un escenario cargado de acción, ahora aparece como un personaje que tiene una vida detrás, unas vivencias que el doctor Charles Bountin no ha tenido. Es él pero no lo es. Él no es Bountin, él es Dirac.

Las brigadas fantasmas se presenta así una novela más seria, quizá más madura, más ambiciosa en los planteamientos y por ende más arriesgada. No solo la crecido en planeamiento también se han abierto frentes que ponen en peligro a la humanidad que vive en el espacio por culpa de una trama secreta entre las razas que más nos odian.

La gran ventaja de Scalzi es que a pesar de lo complejo que  puede resultar el mundo que ha  imaginado,  no se olvida de algo: quiere crear una historia de ciencia ficción que siga las pautas clásicas, que aporte cuestiones nuevas y sobre todo que entretenga, que enganche al lector desde que comienza la primera línea. Algo que logra.

La tercera entrega de la serie, La colonia perdida (de la que hablaremos muy pronto ) volverá a reunirnos con el protagonista de la primera novela. Será interesante ver cómo desarrolla Scalzi a este personaje, ¿lo hará más maduro o sería destilando humor por cada uno de sus verdes poros? .

Agente de Bizancio, Harry Turtledove

agente-de-bizancioAgente de Bizancio

Harry Turtledove

Editorial: Omicron

Género: Fantástico histórico

Páginas: 361

ISBN:  978-84-96938-04-5

En un mundo sin islamismo, en el que Constantinopla nunca cayó, El imperio Bizantino no sólo ha sobrevivido sino que florece de manera excepcional desarrollando la tecnología en fechas muy anteriores a como ocurriera en nuestro universo. Su poder e influencia se dejan sentir en todo el mundo.

Pero no por ello el gran imperio deja de tener enemigos: los persas, los bárbaros y todos aquéllos celosos de su gloria y poder, que desean derrocarlo y, en definitiva, emularlo.

Para defenderse de esa eventualidad, el emperador dispone de sus “magistrianoi”, los agentes especiales, como Basilios Argyros, casi un “agente 007” avant la lettre, quien con inteligencia y tesón asistirá al nacimiento de gran parte de las novedades que, como el catalejo, las vacunas, la huelga, la pólvora, la imprenta o la prensa, han de cambiar de nuevo el futuro en esa historia alternativa que, por esencialmente humana, se parece tanto a la nuestra.

“¿Que habría pasado si el imperio Bizantino hubiera logrado rechazar el avance de los seguidores de Zoroastro en Persia o si el Islam nunca se hubiera alzado para destruir a estos últimos y mermar sistemáticamente al primero? ¿Podría en ese caso Bizancio haber impulsado hacia el futuro a la cultura grecorromana en todo su esplendor? Descubran el resultado imaginado por Harry Turtledove.” Isaac Asimov

Agente de Bizancio está escrita por Harry Turtledove un verdadero especialista en historia alternativa, que cuenta en su haber con premios importantes como el Hugo , siendo finalista en varias ocasiones del los premios Nebula y el mencionado Hugo.

En este caso estamos ante un libro que reúne las aventuras de un funcionario del imperio escritas entre 1985 y 1989, estamos por ello ante una novela que no es más que la unión de los cuentos cortos sobre Basilios Argyros y como influye dentro este este imperio alternativo. Estamos ante una ucronía, un subgénero de la ciencia ficción o novela histórica alternativa, que se caracteriza porque la trama transcurre en un mundo desarrollado a partir de un punto en el pasado en el que algún acontecimiento sucedió de forma diferente a como lo ha hecho en realidad.El punto de arranque es Mahoma que se convierte en un fiel seguidor de Cristo en uno de sus viajes comerciales.

Una de las cuestiones más interesantes que se nos presentan con esta lectura es la recreación de un mundo que posee los mismo pilares sobre los que se asienta la sociedad actual pero que en un momento concreto, un hecho, bien grande o pequeño ocasiona que se cree un mundo que resultaría totalmente diferente al nuestro. En este caso el autor no ha querido ubicar a su protagonistas en la actualidad sino que lo ha situado en la edad media, a comienzos del siglo XIV, aunque para ellos la fecha es diferente, el comienzo de la aventura está en el 6814 ya que consideran el calendario a partir de la creación del mundo. Ésto ya nos puede dar una idea éxacta de la sociedad que el autor nos presenta.

El protagonista es Basilios Argyros un hombre que por sus cualidades pasará de soldado a magistrianos, un oficial de que se encarga de arreglar diversos asuntos que pueden poner en peligro el imperio. Como el libro es una serie de relatos podemos ver cómo va evolucionado Basilios a lo largo del tiempo, un error sería considerarlo un 007 de la época pues no tiene madera de héroe, sino más bien mucha suerte y cierta sagacidad. Es un personaje muy humano,  y que es el fiel reflejo de cómo piensa que la autor que puede ser un hombre de su época: centrado en el imperio, y absolutamente fiel a unos principios religiosos bien definidos.

Evidentemente el imperio abarca toda la cuenca mediterránea y habrá divergencias, focos rebeldes que planteen un modo distinto de verla vida y que hagan frente al imperio de una manera que provocará temor a sus dirigentes. Pero también tenemos capítulos que nos muestran la otra cara: la burocratización extrema, la irracionalidad  a la hora de plantear pensamientos distintos…

Agente de Bizancio es un buen libro que nos abre las puertas de los que pudo haber sido, pero debemos considerar que si bien estamos ante un libro que es la reunión de una serie de relatos que si bien son protagonizados por Basilios no consiguen dar un conjunto unitario a la trama, porque no la tienen.  Además el autor se entrenzada en el ultimo relato en cuestiones religiosas un tanto confusas que adormecen la lectura.

Aún así es un libro interesante de leer.  A pesar de que Turtledove es un autor que cuenta con multitud de libros solo se han publicado en español cuatro, de ellas la más interesante es Britania conquistada donde en este caso los españoles con su Armada invencible conquistamos Gran Bretaña.