Juego de Alas, Fernando Trujillo y César G. Muñoz

juego de alas

Juego de Alas I

Fernando Trujilo y César G. Muñoz

Editorial: Mundos Épicos

Colección: Serie Mítica

Páginas: 438

Precio: 20,00 €

ISBN: 978-84-937365-9-0

Fecha de publicación: 19 de marzo

Primer capítulo

Un día cualquiera, sin previo aviso, sucedió. Todos los habitantes del planeta perdieron la facultad de moverse, quedando resignados a contemplar impotentes cómo se desmoronaba el mundo. Diez años después, los expertos no han encontrado una respuesta a lo que acordaron denominar como la Onda, un fenómeno que trastocó la Tierra y que obligó a adoptar nuevas leyes.

Nadie escapó de sus devastadores efectos. Mucho menos Raven, un hombre solitario, amnésico desde la Onda, que huye sin saber de qué, ni hacia dónde dirigirse. Sin poder controlarlo, sus pasos le arrastrarán hasta el epicentro del misterio. Mientras, el capitán Richard Northon se verá envuelto en una extraña investigación en la que se irá desvelando una verdad aterradora.

Pero hay más personas involucradas en la Onda. No se sabe quiénes son, ni sus verdaderas intenciones, pero están ahí. Y todo está relacionado…

Para más información Web Juego de Alas

Anuncios

El mago de la espada, Richard Baker

mago-188x300.

El mago de la espada

Richard Baker

Editorial: TimunMas

Colección: Reinos olvidados

Páginas: 424

ISBN: 978-84-480-3809-0

Precio:  21, 00€

Serie: Espadas del Mar de la Luna 1

.

Una nueva epopeya para un tiempo nuevo.

Esperus, el rey de Cobre era un temible nigromante que gobernó en esta parte del Mar de la Luna hace siglos, que sobrevivió como un lich no muerto y que tiene como esclavos a los muertos de los túmulos. Demasiadas cosas que deberían permanecer muertas y enterradas bajo la piedra se levantan y recorren los Altos Páramos una vez profanadas sus tumbas.

Nadie debe abrir una tumba en una tierra reclamada por Hulburg, y se considera alta traición apoderarse de cualquier cosa de valor hallada en un túmulo. Es una de las pocas leyes que los harmach aplican a raja tabla. Pero alguien les está robando.

El mago de la espada forma parte del los Reinos Olvidados, un mundo de fantasía donde los autores nos cuentan su devenir, sin que exista más que unas reglas estrictas que determinan el curso de la historia, y que suelen tener un carácter temporal.  Por su parte este libro es el primero de una trilogía, llamada Espadas del Mar de la Luna.

La historia arranca con Geran Hulmaster, un joven guerrero que se marchó de su pequeña ciudad del norte llamada Hulburg en busca de aventuras. Después de unas cuantas peripecias, ahora tiene su propia compañía de transportes con su amigo, un enano llamado Hamil Alderheart, y a pesar de los desafortunados acontecimientos acaecidos en Myht Drannor, en donde derrotó al mago elfo Rhovann Disarnnyl a costa del amor de Alliere, ha encontrado una relativa paz.

La muerte de Jarad, su gran amigo de la niñez, le lleva a volver a su ciudad natal.  Allí descubre que ha dejado de ser un pequeño puerto, grandes companías están presenten es su calles, y su tío Grigor Humaster, el harmach, (el gobernador) ya no tiene todo el poder sobre la ciudad, son los intereses comerciales las que determinan el futuro de Hulburg.

Geran con su amigo Hamil, y con la ayuda de su prima Kara intentarán averiguar quién está detrás del asesinato de Jarad, quien estaba investigando las profanaciones de las tumbas a las que nadie puede acercarse, pues está prohibido.

No hay nada peor que tener un mal comienzo, y el Mago de la espada es un buen ejemplo. En las primeras páginas se nos narra el combate de Geran Hulmaster contra el elfo mago Rhovann Disarnnyl en presencia de la elfa Alliere, a la que ama. En ese momento Geran imbuido de un ansia de provocar dolor a su adversario aunque éste ya se haya rendido, hace que con un movimiento de su espada  le corte la mano para horror de todos los elfos presentes. Geran es expulsado de Myth Drannor, y su amada Alliere se aleja de él.

Son unas pocas páginas que no aportan mucho a la historia que viene a continuación, si bien es cierto que explica el motivo por el que Geran es capaz de utilizar conjuros a la hora de pelear y por qué tiene una espada especial, la imagen que nos ofrece del protagonista es completamente distinta a la que nos encontramos cuando se nos narran los hechos que suceden en Hulburg.

La historia del mago de la espada es compleja y a la vez simple.  Una de sus primeras características es que se aparta de las novelas tradicionales de fantasía que suelen tener como protagonistas a un más que destacable conjunto de personajes. En este caso Geran sobresale como el que lleva el peso de la historia, y lo hace con ayuda de un enano, su amigo y socio Hamil Alderheart de Tantras.

A medida que avanza la historia se van posicionando los secundarios según sus intereses y necesidades, por un lado tenemos los que lucha por Hulburg, con Geran, Hamil, el tío de Geran el harmich Grigor Hulmaster, y su hija Kara (personaje muy interesante porque es portadora de la marca que surgió durante La plaga de los conjuros. Por otra están los que defienden las grandes compañías con la casa Veruna como la más poderosa; su jefa es Darsi Veruna, y mantiene una estrechísima relación con Sergen Hulmaster (hijo adoptivo de la familia Hulmaster) Debemos añadir a los orcos, y  entre ellos hablar de una tribu los Cráneos Sangrientos gobernados por Mhurren un orco medio humano que pacta con Terov,  un caballero humano de Warlock, la conquista de las Tierras del mar de las Espadas. Y por último está un extraño personaje, un Tiflins que desea un libro mágico, y no podemos olvidar al Señor del Cobre (quien no entiende el concepto de muerto)

Todo estos personajes se van situando en la narración a medida que avanza la historia. El regreso de Geran para saber quién asesinó a su amigo Jarad, es la escusa para que se desencadenen todos los acontecimientos. Muchos de los cuales se resuelven en esta historia, pero otros quedan totalmente colgados, a la espera de ser resueltos. Todo el misterio del Tiflins, el señor del Cobre, del libro, y hasta todo lo que rodea a Kara y su peculiar marca se quedan para un siguiente volumen. También queda pendiente la relación de Geran con Mirya, hermana de Jarad, madre de una niña,y su antiguo amor. Y por qué no decirlo, queda sin resolver los sucesos que determinaron que nuestro joven protagonista fuera expulsado del reino de los elfos.

El estilo a la hora de narrar es serio, sobrio, no hay elementos que traten de embellecer el texto o de darle un caracter más rimbombante. Se aprecia también en la ausencia de escenas divertidas, o que provoquen una pequeña sonrisa. Tan solo los momentos donde a parecen los nietos del harmack o Selcha, la hija de Mirya.

Una de las grandes ventajas de este libro es que limita mucho sus referencias a épocas anteriores que se sucedieron en los Reinos Olvidados, por lo que para los no iniciados será muy fácil de entender ya que no explaya en largas explicaciones sobre éstos. Pero esta ventaja para los no iniciados será decepcionante, pues éste es el primer libro que se rige por las nuevas reglas establecidas en el 2008 sobre los Reinos Olvidados, y la información que aporta Baker es muy escasa. Como ya he dicho hace unas breves referencias a la guerra de los conjuros, menciona algún dios, explica lo del rey de Cobre y poco más.

El mago de la espada es un libro muy entretenido ( a pesar de su comienzo), bien escrito, con dosis de aventuras, de criaturas extrañas, pero también con un gran desarollo de los personajes, sobre todo el protagonista.