Palabras envenenadas, Maite Carranza

palabras envenenadas.

Palabras envenenadas

Maite Carranza

Colección: Periscopio

Páginas: 288

Precio: 9,60 €

ISBN: 978-84-236-9650-5

De + 13 años

¿Qué pasó con Bárbara Molina? Nunca se encontró su cuerpo ni se consiguieron pruebas para detener a ningún culpable. Una llamada a un móvil pone patas arriba el destino de muchas personas: el de un policía a punto de jubilarse, el de una madre que ha perdido la esperanza de encontrar a su hija desaparecida, el de una chica que traicionó a su mejor amiga.

Falta un día para que el subinspector Lozano se retire, pero antes de embarcarse en la apatía y el ocio de la jubilación quiere visitar a los padre de Bárbara Molina, una joven que desapareció y que es una espina clavada en su carrera profesional. La llegada a la casa de los Molina le demuestran que los padres no ha podido superar la pérdida de la joven, la madre es un espectro de lo que fue, y su hermanos gemelos son dos jóves grises y sin alegría. El padre que fue el más fuerte durante los primeros días sigue desolado.

Solo falta un día para que el subinspector Lozano se retire, tiene que dejar su mesa para un joven ambicioso que verá en el caso de Barbara una desaparición más que por no estar resuelta se olvidará pronto. Solo falta un día pero este día tiene muchas horas, y en estas horas se pueden resolver un misterio que dura años.

A la hora de presentar Palabras envenenadas se ha dicho que es una crónica de un día trepidante, vivido a contrarreloj y protagonizado por tres personas cercanas a Bárbara Molina, desaparecida misteriosa y violentamente cuando tenía quince años. Un enigma que, después de cuatro años sin resolverse, va a verse sacudido por nuevas claves. A veces, la verdad permanece oculta en la oscuridad y sólo se ilumina al abrir una ventana.

Es verdad es una crónica vista desde los ojos de los personajes que marcaron la vida del Bárbara. La crónica del subinspector Lozano que fue el encargado de investigar el caso, que en sus recuerdos y en lo que le comenta a su sustituto, un joven ascendido recientemente, vemos la visión del trabajo policial. Está la mirada de Nuria Solís, la madre de Bárbara, modelo de la desolación, la tristeza, la desesperanza, el vivir sin alegría, el respirar porque simplemente es un hecho que debe hacer. Es la mirada de Eva, la mejor amiga de la joven, que nos cuenta cómo Bárbara pasó de ser su mejor amiga a una desconocida que le ocultaba un secreto. Pero también es la voz de Barbara, encerrada en un lugar frío y oscuro, muerta en vida.

De todos estos relatos, pues la autora ha optado por prescindir del diálogo insertándolo en el texto, es el más estremecedor el de Bárbara, que nos cuenta como ha ido perdiendo poco a poco la esperanza, como se ha deshumanizado hasta ser un ser que vive lleno de miedo, de angustia y sin la esperanza de poder salir alguna vez de la tumba en la que la han encerrado.

Todos estos personajes se entrecruzan cuando un hecho fortuito les pone en jaque y se abra una rendija a la esperanza lo que hace que el último día del subinspector Lozano sea una carrera contra el tiempo por saber la verdad y por poder salvar a la joven.

Maite Carranza ha hecho con esta historia un magnífico trabajo, desgranando el alma humana, y mostrando en cada uno de los personajes de forma cruda los sentimientos que los dominan, personajes que viven un mundo de mentiras, de secretos, de verdades que nadie quiere descubrir y que están presentes en la sociedad actual. Historia dura, cruel, pero real y por ello más terrible si cabe.

Un libro de obligada lectura para todos que nos permitirá reflexionar sobre unas cuestiones que a veces permanecen ocultas pues no ponemos una venda para no verlas.

El dador de recuerdos, Lois Lowry

el dador.

El dador de recuerdos.

The giver

Libro Primero

Lois Lowry

Editorial: Everest

Género: Fantástico Juvenil

Páginas: 172

Precio: 14,96 €

ISBN: 978-84-241-3584-3..

Jonás vive con su Unidad Familiar en una Comunidad, y se enfrenta a la Ceremonia de los Doce, en la que se le otorga la Misión que deberá desempeñar el resto de su vida. Pero Jonás es especial, tanto que se le concede uno de los oficios más honorables y respetados dentro de la Comunidad, él será el nuevo receptor de recuerdos. Sobre él recaerá el peso de recordar todos esos sentimientos, vivencias y experiencias que no tienen cabida dentro de la Comunidad. El antiguo Receptor pasa a ser el Dador que vuelca sobre Jonás todos los recuerdos almacenados del mundo pasado, y a partir de ese momento Jonás nunca volverá a ser el mismo. Poco a poco, Jonás, se va dando cuenta de lo que se encierra detrás de esa sociedad perfecta en la que le ha tocado vivir. Tendrá que tomar una solución desesperada. ¿Será capaz de realizarla?

El dador  de recuerdos o The giver es un libro ganador del premio Newberry, premio concedido anualmente por la Asociación Norteamericana de Bibliotecarios al mejor libro de literatura infantil y juvenil. Escrito en 1993 y editado en nuestro país en 1995 por Everest ha vuelto al panorama literario gracias a una reedición por culpa de la salida al mercado de su segunda entrega o Libro Segundo.

El dador (título original en la versión de 1995) nos muestra una historia que atrapa desde el principio porque la autora ha decidido contar cómo es un “hipotético” mundo del futuro perfecto desde una óptica sencilla. Recordad que es literatura juvenil. La sociedad en la que vive Jonas es particular, al ha alcanzado la edad adulta de los doce años y deberá saber cuál es su futuro. Ante él se abre un abanico de posibilidades, sus amigos tienen claro lo que desearían ser pero él, a pesar de haber sido voluntario en muchos trabajos no tiene claro qué es lo que le gustaría ser. Mientras llega el día de la ceremonia, donde su futuro será dictado, la autora nos va mostrando cómo es la sociedad en la que vive Jonás. Parece perfecta con sus calles, sus casas, su estructura social sin conflictos… hasta que a medida que avanzan las páginas vas mirando el sacrificio ignorado que supone para la gente este modo de vida.

Será Jonas en su puesto como nuevo Dador quien poco a poco se dé cuenta de que el mundo que él consideraba perfecto no es más que una simple fachada. En poco más de 175 páginas la autora ha creado un mundo que se desmorona a nuestros pies. Bien es cierto que desde el principio sospechamos que mucha oscuridad se esconde detrás de esta apariencia perfecta pero a medida que nuestro joven protagonista con sus  ojos claros lo va descubriendo al lector también comienza a entender estas sombras.

Con respecto a los personajes hay una gran divergencia, es indudable que Jonas a medida que el conocimiento, los recuerdos, las sensaciones… penetran en su memoria va cambiando su personalidad, haciéndola más flexible y crítica. Su familia es extraña a todas luces para el lector moderno. Sus padres no son sus padres reales ya que los hijos le son entregados a una pareja cuando así lo soliciten. Y solo pueden solicitar dos hijos. El control de la natalidad es absoluto y a medida que crecen los niños y los sentimientos empiezan a florecer se les corta de raíz. No hay emociones, no hay intimidad pues en la sala familiar se debe contar los sentimientos que uno ha tenido durante el día y los sueños de la noche. Todo está controlado, y cada “desviación” es corregida con dureza. El control que se ejercer sobre la sociedad es terriblemente absoluto, y comienza desde la infancia ya que no se les da a los recién nacidos un nombre hasta que se celebra la respectiva ceremonia; a medida que pasan los años los niños van adquiriendo derechos como ponerse coletas, una chaqueta con botones por delante, una bicicleta… es abrumador el control, la alienación de sus personalidades. Como lo es también que nadie contradiga esta sociedad ni siquiera en voz baja.

Así que no es extraño que en este mundo no hay risas verdaderas, no hay opción de equivocarse y todo lo “extraño” , lo peligros para esta sociedad perfecta es erradicado.Este punto se ve muy bien, pues al principio nos podemos encontrar con Ash su amigo de la infancia que pone la nota graciosa y que nos hace pensar en una novela juvenil al uso,  pero  a media que Jonas empieza a comprender la realidad que lo rodea  esta parte es olvidada por una cruda realidad.

Y luego qué ¿qué hacemos una vez que somos conscientes de que vivimos en un mundo gris? ¿qué puede hacer un niño de 12 años frente a una sociedad férrea? ¿qué puede hacer cuando comienza a “ver” de verdad como es lo que hay a su alrededor?

Un libro totalmente aconsejado que engancha con su prosa ligera y sincera, que no hace aspavientos de elementos de ciencia ficción y que está escrita con una gran sinceridad en sus planteamientos.

La historia está estructurada en tres libros. El segundo libro publicado recientemente es “El busca del azul. The giver”

Nora, una huérfana con una pierna torcida, vive en un mundo donde los “débiles” son dejados de lado. Desde el momento en que muere su madre, teme por su futuro hasta que es perdonada por el poderoso Consejo de Guardianes. La razón es que Nora tiene un don: sus dedos poseen la habilidad de bordar de manera extraordinaria. Supera con creces a la habilidad que mostraba su madre, por lo que se le encomienda una tarea que ningún otro miembro de la comunidad puede desarrollar. Mientras su talento la mantiene viva y le supone ciertos privilegios, se da cuenta de que está rodeada de misterios y secretos. Nadie debe saber de su intención de descubrir la verdad sobre su mundo, además de averiguar qué existe más allá de sus límites.

Messenger publicado en el 2004 cierra la trilogía y sirve de nexo entre los protagonistas de primer libro y del segundo en donde un “joven con los ojos azules “irá a a ayudar a Kira y sus amigos.


La bestia, Alex Flinn

la bestia.

La bestia

Alex Flinn

Editorial: Versatil

Género: Juvenil

Páginas:268

Precio: 14,90 €

ISBN: 978-84-937042-9-2

Web La bestia

Soy una bestia.

Una bestia. Ni un lobo u oso, gorila o perro, sino una horrible y nueva criatura que camina erguido, una criatura con colmillos, garras y pelo en cada poro de su cuerpo. Soy un monstruo.

¿Crees que te estoy contando un cuento de hadas? Pues no. El lugar es Nueva York. El momento, ahora. No es una malformación, ni una enfermedad. Y voy a quedarme en este estado para siempre… a menos que pueda romper el hechizo.

Sí, has oído bien, un hechizo. Uno que me lanzó una bruja que era una de mis compañeras de clase de inglés. Y, ¿por qué razón me transformó en una bestia que se oculta durante el día y ronda por las noches? Pues te lo voy a contar… hubo un tiempo en que era Kyle Kingsbury, el chico que cualquier adolescente quiere ser, con dinero, una apariencia maravillosa y una vida perfecta. Y entonces… bueno, si lees mi historia sabrás como me convertí en una BESTIA.

¿Es necesario una renovación de los cuentos clásicos?  Sin duda si, es necesario de vez en cuando actualizar una versión que los grandes escritores infantiles o juveniles plantearon para una sociedad muy diferente a la nuestra.

Es lo que ha hecho la escritora Alex Flinn con muy buenos resultados no solo de ventas sino de premios. El año de su publicación, 2007 ganó el VOYA Editor´s Choice. Al año siguiente el Quick Pick y el premio juvenil de la Nueva York Public Library Book. Para concluir el éxito se convertirá en una película con dos actores juveniles muy conocidos. ¿Tan bien está el libro?

La bestia sin duda es un libro que está muy bien escrito que combina de una manera muy sabia la trama fantástica que está detrás del cuento con la actualidad más moderna de una sociedad marcada por las tecnologías.

Esta modernización se ve desde las primeras líneas cuando la historia arranca en un foro virtual donde los distintos personajes de fantásticos cuentan sus males de la mano de un moderador, el señor Anderson. Allí está Rana, un príncipe convertido el batracio, Doncella silenciosa, una sirena que no sabe si dar su voz a una bruja marina a cambio de sus piernas, ChicoOso y BestiaNYC quien a través de este foro comienza a relatarnos qué le ha sucedido para terminar siendo un monstruo. A lo largo de la historia Bestia se introducirá en este foro, rompiendo la monotomía de la historia.

Todo comienza con Kyle Kingsbury el chico más popular del instituto que no duda en pisotear a todos aquellos que le molestan o en burlarse de los más desfavorecidos físicamente. Como se celebrará un baile ya sabe de antemano que él será el rey, pero una de sus compañeras de clase, nada agraciada, se burla de la celebración y del sinsentido que hay en otorgar un premio a una persona por su belleza. Kyle decide reírse de ella, y la invita al baile, pero su intención es dejarla tirada. Y eso es lo que ocurre, él se presenta del brazo de una de las bellezas del instituto, una joven de mal carácter pero muy popular,  y deja tirada en la puerta a la pobre muchacha.

Lo que no se esperaba era que al llegar a su casa de la fiesta se encontrara a su despechada cita en su habitación, menos aún que de pronto se transformara en una bruja, le lanzara un hechizo y él se convirtiera en una Bestia horrible. Toda la fealdad que esconde en su interior se refleja ahora en su cuerpo. Pero no todo está perdido, tiene dos años para encontrar el verdadero amor, lo que significa que él deberá amar a una persona y ésta corresponderle. Cuando reciba un beso de amor volverá a su aspecto habitual.

Todo esto sucede dentro de un marco bien planteado, Kyle como el hijo de un presentador de éxito tiene la posibilidad de esconderse del mundo, su padre avergonzado de su situación le compra un edificio de cuatro plantas. Ya sabíamos que Kyle no tenía una buena relación con su padre, más atento a su trabajo que a su hijo, pero ahora queda claro la soledad que lo rodea. No tiene amigos, ni familiares, a nadie que le sirva de apoyo en su situación. Se da cuenta de que ahora sin esa belleza que todos elogiaban está solo. En esa enorme casa vivirá con su criada hispana Magda , a la que traba horriblemente, y con Will,  un tutor ciego que no puede ver su fealdad.

El libro tiene indudablemente una trama que se parte en dos. Durante la primera mitad del libro, Kyle sufre en primer lugar una negación de lo que le ha sucedido, después una aceptación melancólica de que nada volverá a ser lo mismo. Se sienta en un rincón del cuarto piso mirando como la vida de otras personas pasa delante de sus ojos. En ciertos momentos decide pasear en la oscuridad pero un suceso terrible hace que se vuelva a refugiar en si mismo. Esta etapa está marcada por su tutor, Will, quien intenta que aprenda, le motiva a leer, y gracias  a Magda, se apasiona por las rosas. Construye un invernadero para tenerlas durante todo el año, intentando protegerlas del paso del tiempo pero siendo constante de que es imposible. El tiempo pasa y Kyle pronto se transforma en Adrian, un joven que ha dejado atrás el egoísmo, los malos modos, y que es capaz de ver la belleza en una rosa.

Este cambio es importante para entender la llegada de Lindy, la joven que puede salvarlo de ser una bestia durante el resto de su vida. No es cuestión de contar lo que ocurre, el cuento es de sobras conocido,  y la autora salvo pequeñas salvedades no modifica nada. Podemos encontrarnos incluso con el espejo indiscreto.

La bestia está muy bien escrito gracias a que Alex Flinn ha optado por ponerse en la piel del joven pues está escrito en primera persona lo que nos permite introducirnos en la cabeza de Kyle.  A media que pasan las horas, los días y la semanas vemos como poco a poco el joven va cambiando, con pequeños gestos que lo convierten en una mejor persona. Decide sacar su  inteligencia, se convierte en un amante de los libros, considerado y capaz de sacrificarse por amor si es necesario.

Quizá como elemento criticable el final un tanto abrupto y dulzón donde todo termina demasiado bien. Algo comprensible pues estamos ante un libro juvenil que rezuma en cada página el aire de “final feliz” que impregna el cuento en que se basa. Una adaptación sin duda bien planteada aunque no arriesgada en su contenido que engancha al lector pese a que no hay escenas de acción, ni de intriga. Y por curioso que parezca no hay una moralina bien planteada.

Tinta peligrosa, Melissa Marr

.

tintapeligrosaTinta peligrosa

Melissa Marr

Editorial: Salamandra

Género: Juvenil  fantástico

Páginas: 281

Precio: 17,90€

ISBN: 978-84-9838-218-1

.

.

Amiga de Aislinn –la nueva reina de la Corte Estival–, Leslie ha vivido una experiencia que prefiere no recordar. Volcada en el trabajo que realiza al salir del instituto, un día decide concederse un deseo: hacerse un tatuaje que le recuerde su determinación de dar un giro a su vida. El dibujo elegido le otorga una extraña sensación de euforia, un poder y una fuerza desconocidos. Pero pronto Leslie comprueba que su súbita felicidad tiene un precio: la tinta del tatuaje, una sustancia muy especial, la liga para siempre a la belicosa Corte Oscura, un lazo siniestro que nadie puede romper. Ni su amiga Aislinn ni su consejero Niall lograrán protegerla del rey Irial, que para sobrevivir necesita inevitablemente absorber de su sangre los peores sentimientos de los humanos.

Tinta peligrosa es la segunda entrega de la serie Ecanto Fatal, que comenzó con el libro del mismo título.

La historia que nos narra Melissa Marr no es simple, puede parecerlo en su conjunto, pero aporta una gran complejidad no solo los los diferentes reinos de elfos que ha recreado sino por la simple personalidad de los distintos personajes que pueblan sus páginas.

La autora ha optado por dar profundidad a los protagonistas, que en este caso son tres formando un peligroso triángulo de engaños, pasiones, y sentimientos.  Leslie es la joven amiga de Aislinn, la nueva reina de la Corte Estival, no lo ha tenido fácil desde que su madre decidiera marcharse de casa. Ahora su familia está rota con un padre ausente que es adicto al juego y un hermano, Ren, que es adicto a las drogas además de traficante quien no duda en usar a su hermana para continuar con su destructiva vida. Leslie ante todo ello, y guardando muchos secretos de su actual situación, debe estudiar y además trabajar de camarera para poder sobrevivir. Lo único que quiere es ahorrar dinero para poder ser libre cuando vaya a la universidad. Pero antes decide que una buena manera de controlar su vida es empezando a controlar su cuerpo, y para ello nada mejor que un tatuaje. Conoce a Rabbit quien regenta Agujas y alfileres; hermano de dos de sus mejores amigas es un excelente tatuador. Por ahora el sueño de Leslie de ponerse un tatuaje queda en suspenso porque no es capaz de dar con un diseño que le guste. Hasta que Rabbit le muestra uno: unos ojos penetrantes, con una extraña cruz entre ellos, flechas a su alrededor y un par de alas que rodean al conjunto. Nada más verlo sabe que ese dibujo es el que tanto tiempo ha estado esperando.

Por su parte está Irial, rey de la corte oscura que está viviendo una mala época porque no pueden alimentarse como deberían. Dentro de su corte se respira la traición y el desconcierto, e Irial debe asegurarse que sus seguidores oscuros se alimenten de las negativas sensaciones de los elfos y de los humanos. Si no morirían.  Por ello traza un plan que le llevará a atarse a una joven humana gracias a un tatuaje realizado con tinta especial. Con él la joven estará ligada a la Corte Oscura pero también ligada para siempre con él.

Por último está Niall, un guapo elfo con un oscuro pasado, que pertenece a la corte del rey Keenan. Su deber es proteger a la humana amiga de la reina Aislinn. Una tarea fácil pero que se complica cuando los sentimientos que la joven le provoca le impulsan a acercarse a ella como un joven enamorado, no como un guardián invisible.

Tanto Leslie, como Irial, como Niall conforma la historia que se va desarrollando a un ritmo pausado pero  atractivo. Melissa Marr nos introduce en un mundo plagado de elfos y demás seres mágicos, que se esconden a los ojos de los humanos, pero lo hace con sencillez, de tal modo que pese a ser la segunda entrega de la saga no te pierdes entre tanto reino.  Pero la gran baza de la historia no es solo el elemento paranormal que rodea y configura toda la trama, gran parte del acierto son los protagonistas, seres que están llenos de dudas, los tres han sido heridos en alguna ocasión, pero sabre sobreponerse y son fuertes para afrontar sus futuro. Leslie desea olvidar y ser feliz, Niall desea proteger a los suyos y también a una humana que no parecía gran cosa, y Niall desea a Leslie.

Esta trama, o triángulo “amoroso” se complica a medida que los efectos del tatuaje se van haciendo más fuertes, la atracción de Irial se hace más fuerte, pero la lucha que tiene Niall y que lo había apartado de ella se rompe, de modo que ambos elfos, uno oscuro y otro redimido, luchan por una joven humana no solo porque es su deber sino porque ella representa algo que no creían posible.

Mientras tanto Leslie vive situaciones que no acaba de entender, su mundo, el que conoce se va derrumbando y sus secretos no son tales. No es capaz de comprender lo que le pasa. Y eso es uno de los grandes aciertos del libro, pues la intriga permanece hasta bien entrado en relato.

En cuanto al escenario donde se desarrolla la acción, los personajes sobrenaturales se mueven siendo conscientes que de están viendo una época peligrosa, los reinos se ha rejuvenecido y nuevas reinas se han asentado. El equilibrio se mantiene por muy poco. Cada uno es consciente de que todo puede estallar en cualquier manera y que deben de estar preparados para ello aunque signifique dolor y pérdida de amigos. Pero por ahora solo se dedican a vigilarse con cuidado. Con respecto  a los humanos, salvo Leslie y su hermano no aparece ninguno.

No podemos terminar esta crítica sin comentar que también salen los personajes que configuraron el triángulo amoroso del primer libro, que tendrán un papel destacado. Destacar a Gabriel, perro guardián de Irial, a quien le encanta dar mamporros a todo lo que se mueva o que critique a su rey.

Tinta peligrosa es sin duda un más que buen libro que destaca del resto de literatura juvenil paranormal por presentar a unos personajes muy bien caracterizados marcados por sucesos terribles pero que no les impide luchar por lo que quieren, aunque signifique hacer daño a otros; porque ha creado un mundo muy bien estructurado, con matices  que  la autora aún no ha presentado,  y porque establece un ritmo narrativo que va creciendo en intensidad a medida que la tinta del tatuaje se asienta en la piel de Leslie. Es sin duda un libro que gana con cada página emoción. Por último utiliza un lenguaje narrativo sencillo y claro.

Os dejo con la portada del primer libro

encanto fatal

Y con el siguiente de la serie que ahonda en la relación de Aislinn, Keenan y Seth.

eternal1